Echa un polvo con el gringo y recibe todos los mecos en su cara